Nadie niega que hablar inglés es una habilidad imprescindible, ya que es el idioma de negocios, ciencia y tecnología. Sin embargo, muchos ven el proceso de aprendizaje como algo desafiante. A continuación, os dejamos siete consejos para aprender inglés de manera efectiva.

  1. Nunca es demasiado temprano. Los niños son mucho más flexibles para aprender nuevos idiomas y tienen una mayor capacidad para retener el vocabulario y las estructuras gramaticales. Además, las clases de música y la estimulación temprana pueden ayudar a los niños pequeños y bebés  a desarrollar habilidades auditivas y verbales. Una opción es la clase «Baby & Me» en La Casita de Inglés, donde los niños pequeños pueden aprender inglés a través de canciones y juegos en un ambiente divertido y lúdico.
  1. Necesitas interacción y diálogo. Aprender un idioma no es solo estudiar gramática y vocabulario, sino también practicarlo en situaciones de comunicación real. Es importante buscar oportunidades para hablar inglés con hablantes nativos o con personas que también estén aprendiendo el idioma. Puedes unirte a un grupo de estudio, asistir a un intercambio de idiomas o buscar un profesor particular nativo.
  1. El vocabulario tiene que tener un contexto y una utilidad. Aprender palabras aisladas no es suficiente para comunicarse eficazmente en inglés y es prácticamente imposible de memorizar a largo plazo. Es mucho más eficaz aprender palabras en el contexto de frases y diálogos. Una manera efectiva de hacerlo es aprender vocabulario temático, como palabras relacionadas con la cocina o los viajes.
  1. La gramática es importante y tiene que ser correcta, pero siempre con sentido práctico. Aprender las reglas gramaticales es esencial para comunicarse de manera efectiva en inglés, pero también es importante aplicarlas en situaciones de comunicación real. Una manera efectiva de hacerlo es practicar las estructuras gramaticales en contextos prácticos, como escribir correos electrónicos o tener una conversación telefónica.
  1. Nada puede sustituir la interacción con una persona nativa. Practicar el inglés con hablantes nativos es esencial para mejorar la pronunciación, el ritmo y la fluidez. Además, los hablantes nativos pueden ayudar con la corrección de errores y proporcionar retroalimentación valiosa. Los intercambios de idiomas y las clases con profesores nativos son excelentes maneras de mejorar la comunicación oral.
  1. Lo que no emociona, no se recuerda. El aprendizaje de un idioma es más efectivo cuando se relaciona con actividades que resultan interesantes y agradables. Vincular el idioma a pasatiempos, hobbies e intereses personales puede ayudar a mantener la motivación y aumentar la retención del vocabulario y las estructuras gramaticales. Además, tener un vínculo emocional con el profesor o el tutor puede ayudar a crear un ambiente de aprendizaje positivo y colaborativo. El sentido del humor también puede ser una herramienta valiosa para hacer que el aprendizaje sea más divertido y relajado.
  1. El aspecto sensorial importa. Aprender un idioma involucra más que solo escuchar y hablar. Es importante involucrar todos los sentidos para maximizar la retención del vocabulario y las estructuras gramaticales. Por ejemplo, en lugar de simplemente leer una lista de ingredientes en inglés, una clase de cocina en inglés permite oler y saborear los alimentos, escuchar las instrucciones del profesor y ver y tocar los ingredientes. Esto ayuda a asociar el vocabulario con sensaciones concretas y aumenta la retención a largo plazo.

En conclusión, aprender inglés requiere tiempo, esfuerzo y práctica. Sin embargo, siguiendo estos siete consejos, puedes maximizar tu potencial de aprendizaje y mejorar tus habilidades en inglés. Comenzar a una edad temprana, buscar interacción y diálogo con hablantes nativos, aprender vocabulario con contexto y utilidad, practicar gramática de manera práctica, relacionar el idioma con actividades agradables, y estimular los sentidos en el aprendizaje son, en nuestra opinión, las claves del éxito para aprender inglés.